Icono llorón y fuente santa en el pueblo Kazachinskoye

Del antiguo pueblo Kazachinskoye se enteró toda Rusia hace 17 años cuando por primera vez allí en la Iglesia de la Santísima Trinidad el icono de la Madre de Dios de Kazán «empezó a llorar». Los creyentes supusieron que el milagro era una advertencia de un terrible incendio que ocurrió en el pueblo unos meses después. Muchas casas se quemaron hasta los cimientos. Pero desde entonces, la Virgen y el niño Jesús han llorado muchas veces, y el flujo de peregrinos no ha cesado.

Los sacerdotes locales dicen que tales fenómenos no ocurren para advertir problemas, sino para reafirmar la fe de la gente. Es imposible no creer, cuando las oraciones sinceras a este icono han hecho milagros reales... 

Otro milagro del pueblo Kazachinskoye es la fuente santa de los apóstoles Pedro y Pablo. Los peregrinos y los residentes locales aseguran que el agua del manantial es curativa y cura muchas enfermedades.

Llegar al pueblo Kazachinskoye y ver los milagros con los propios ojos se puede de tres maneras:
►En el marco de la visita de peregrinos. Hay que acudir a la diócesis de Krasnoyarsk;
►Independientemente de la estación de autobuses de Krasnoyarsk. Los autobuses van todos los días, el costo de un billete de ida es de 478 rublos;
►En coche privado. La distancia de Krasnoyarsk a Kazachinskoye es un poco más de 200 km por la carretera Yeniseysky.


Escribir